Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

 

 

 

+info
España en Wikipedia ir.

Rutas del mundo principal

Superficie: 505 370 km²
Fronteras: 1952,7 km
Línea de costa: 4964 km
Punto más alto: Teide
Población total: Puesto 29.º
 • Censo    46 468 102 hab. (2016)
 • Densidad 91,95 hab./km²

Rutas por España, vinos de España

ANUNCIOS

Publicate Mexico, directorio empresas.

Web Art, el arte de reciclar

Profauna Terres de l'Ebre

 

 

 

Rutas del mundo con Choizzes

Trabajo. Ofertas y demandas. Choizzes Internacional.

 

Protectora de animales Las Merindades. Adopta no compres.

Protectora de animales Las Merindades. Adopta no compres.

 

Chalet en venta el La Sénia. Ver Web.

Chalet en venta, ver la web.

 

Anúnciate aquí ver.

 

 

 

Tiempo en Madrid (Capital de España)

Rutas por España, vinos de España, es una guia viva (En continua actualización) para el viajero, documentando todos los pueblos de España, subdividido por Comunidades Autónomas, Províncias, Comarcas y Pueblos / Ciudades. En el menú superior.

Ademas de Rutas Gastronómicas, Monumentos, Naturaleza, Paradores, y Rutas del vino o Enoturismo de España.

17 comunidades autónomas, 17 imágenes

Rutas del mundo,  Alambra Andalucia España

Alambra, Andalucia

 Castillo de Mozón, Aragón

Rutas del mundo, Castillo Monzón Aragón España

 Rutas del mundo, Covadonga Asturias España

Covadonga, Asturias

Santander, Cantabria

Rutas del mundo, Santander Cantabria España

Rutas del mundo,  Casas Colgantes Cuenca, España

Casas Colgantes, Castilla la Mancha

 Acueducto de Segovia, Castilla y León

Rutas del mundo, Acueducto Segovia Castilla y León España

 Rutas del mundo, Sagrada Familia, Cataluña, España

Sagrada Familia, Cataluña

Teatro Romano, Extremadura

Rutas del mundo, Teatro Romano, Extremadura España

Rutas del mundo,  Fragas do Eume, Galicia, España

Fragas do Eume, Galicia

 Cuevas del Drach, Islas Baleares

Rutas del mundo, Cuevas del Drach, Islas Baleares España

 Rutas del mundo, Playa de la Maceta, Islas Canarias España

Playa de la Maceta, Islas Canarias

Senda dinosaurios Enciso,La Rioja

Rutas del mundo, Senda dinosaurios Enciso,La Rioja España

 Rutas del mundo, Puerta de Alcalá, Madrid, España

Puerta de Alcalá, Madrid

Rutas del mundo,  Salto del Usero, Murcia, España

Salto del Usero, Murcia

 Castillo de Olite, Navarra

Rutas del mundo, Castillo de Olite, Navarra España

 Rutas del mundo, Ermita de San Juan Gaztelugatxe, País Vasco, España

Ermita de San Juan Gaztelugatxe, País Vasco

Ciudad de las Artes y las Ciencias, Valencia

Rutas del mundo, Ciudad de las Artes y las Ciencias, Valencia, España

 

NaturaViva es Todo Naturaleza ir a Facebook NaturaVivaWorldAnimaliaRutas del mundo España con NaturaViva irNaturaViva es Todo Naturaleza ir a Facebook NaturaVivaWorld

 

El nombre de España deriva de Hispania, nombre con el que los romanos designaban geográficamente al conjunto de la península ibérica, término alternativo al nombre Iberia, preferido por los autores griegos para referirse al mismo espacio. Sin embargo, el hecho de que el término Hispania no es de raíz latina ha llevado a la formulación de varias teorías sobre su origen, algunas de ellas controvertidas.

«Hispania» proviene del fenicio i-spn-ya, un término cuyo uso está documentado desde el segundo milenio antes de Cristo, en inscripciones ugaríticas. Los fenicios constituyeron la primera civilización no ibérica que llegó a la península para expandir su comercio y que fundó, entre otras, Gadir, la actual Cádiz, la ciudad habitada más antigua de Europa Occidental. Los romanos tomaron la denominación de los vencidos cartagineses, interpretando el prefijo i como «costa», «isla» o «tierra», con ya con el significado de «región». El lexema spn, que en fenicio y también en hebreo se puede leer como saphan, se tradujo como «conejos» (en realidad damanes, unos animales del tamaño del conejo extendidos por África y el Creciente Fértil). Los romanos, por tanto, le dieron a Hispania el significado de «tierra abundante en conejos», un uso recogido por Cicerón, César, Plinio el Viejo, Catón, Tito Livio y, en particular, Cátulo, que se refiere a Hispania como península cuniculosa (en algunas monedas acuñadas en la época de Adriano figuraban personificaciones de Hispania como una dama sentada y con un conejo a sus pies), en referencia al tiempo que vivió en Hispania. ver mas en: Wikipedia.

 

 

Rutas por España, vinos de España localizamos y documentamos todos los pueblos y ciudades de España. Ofreciendo espacio anunciantes y marketing on line, ademas del tiempo y enlaces relacionados.No solo para bares, ayuntamientos o restaurantes que proporcionen wifi, si no también para todo negocio o empresa que desee, ofreciendo una web o subdominio, incluido SEO y Redes Sociales.

Informamos que en este grupo puede participar y aportar lo que sea quien quiera, esperamos crecer y poder hacer escuchar nuestra voz. Por un mundo mejor. La tecnologia en beneficio de la Naturaleza y la humanidad. Juntos y gracias a las telecomunicaciones podemos crear un mundo mejor intentar solucionar problemas y ofrecer a todo el mundo nuestra saviduria y ganas de innovar.

Rutas del mundo lugares y culturas, España, profundizaremos más primero en este pais, ya que es donde nació el proyecto. Gracias

 

Creada: 25-05-2012

Ultima Actualización: 06-08-2017

Rutas por España, vinos de España

Más de las comunidades autonomas en el 1970.

ANDALUCIA

Fragmento de texto sacado del libro: España en color, escrito por Nestor Lujan y editado el 1979

Explicaba el gran escritor francés vizconde de Chateaubriand que al llegar el ejército del duque de Angulema, los llamados "Cien mil hijos de San Luis", a la divisoria de Sierra Morena descubrieron súbitamente la campiña andaluza, y les produjo tal deslumbramiento aquel espectáculo que, espontáneamente, los batallones presentaron armas ante el paisaje. La imagen es puramente romántica y no creo que la sensibilidad de los soldados les llevara a rendir tal homenaje a la belleza de una tierra que nadie ha osado discutir, a no ser que un general sensible diera las voces de mando. Porque Andalucía, "la tierra de María Santísima", ha sido realmente durante el siglo XIX y parte del XX la novia de España. Y no solamente de España sino de gran parte de los viajeros del siglo XIX, y hoy, del turismo europeo. España ha sido muchas veces identificada con la tierra andaluza, con esta tierra fértil y espléndida, de clima suave, de belleza entre perezosa y extasiada. El tópico andaluz pesa sobre toda España. Añadamos que, durante todo el siglo XIX, vivimos en España políticamente sometidos a la influencia de Andalucía, que empezó con las Cortes de Cádiz y acabó con el predominio de los grandes políticos andaluces finiseculares desde Canóvas a Castelar. Pero la reacción tenía que venir y hoy no vemos solamente la Andalucía superficial, la consideramos con toda su plenitud y toda su complejidad geo-política. Porque si su llanura es de una ferocidad frondosa desde los tiempos romanos, existen también las sombrías soledades de la Sierra Morena o la imponente cordillera alpina, con núcleos centrales de rocas viejas y eternas que es la Sierra Nevada, una de cuyas cumbres, el Mulhacén, con sus 3.481 metros de altura, es la montaña más alta de España. Y también existen sus campos desnudos y esteparios en la provincia de Almería, y las tierras minerales en Huelva y en Jaén o las marismas legendarias de Andalucía la Baja. Y al lado del aristócrata andaluz, amante de los caballos y los toros y de los poetas andaluces que mueven las palabras más claras y luminosas que se hayan escrito en castellano, están también los dolorosos, obscuros y anónimos solabriegos, los mineros y el mundo transhumante de los gitanos. Andalucía es una vieja tierra con civilizaciones milenarias y perdidas como la de los Tartesos o con la presencia concreta como la de los fenicios. Fue sólida y bellamente romanizada cuando era la

maravillosa Bética, luego invadida por los vándalos de tan feroces y desmesurados apetitos. Los largos siglos de gobierno de los árabes -el rigor de la Mezquita de Córdoba o el arte almohade del Alcázar de Sevilla o el arte nazari de la Alhambra de Granada, que es la otra cumbre, de la imaginación islámica- pesan

ASTURIAS

Es un mundo cerrado, sobre todo para quien llega por el camino tradicional del puerto de Pajares, que es el gran pórtico que la naturaleza dió a esta maravillosa región. Todos los escritores reconocen que a Asturias se ha de entrar por esta puerta grande. Así lo aconsejaba, por ejemplo, aquel gran asturiano que fue Gaspar Melchor de Jovellanos, en el siglo XVIII, en un informe dirigido a un Superintendente General de Caminos en el momento de trazarse las grandes carreteras: "... Es el puerto de Pajares el menos alto, el menos áspero y fragoso, el más conocido y frecuentado, el más proporcionado al corazón y centro de la provincia y el que conduce en derechura al Puerto de Gijón. Que es el único habilitado en su costa para el comercio con las Indias. La costumbre tiene también Pajares en su favor, porque desde principios del siglo XVI está reconocido por el mejor y más fácil paso". Efectivamente, las autoridades por una vez oyeron los consejos ponderados de aquel gran asturiano y fue aprobada la construcción de esta carretera por su Real Orden.

Hoy la carretera Madrid Gijón entra a Asturias por Pajares y es una de las mejores carreteras de España. Es un consejo tradicional que dan los castellanos -y los asturianos- y los viejos explican el sobresalto de cruzar este puerto. José Ortega y Gasset, en sus "Notas de andar y ver" explica la curiosa alucinación cuando, cruzado Pajares, se mira a Asturias: "Lo primero que, mirando hacia Asturias, vemos los castellanos es que no vemos. Hechos a nuestra atmósfera lanzamos la mirada al viento sin preocupación y sospecha. En Castilla mirar suele ser disparar la flecha visual al infierno... Pues bien, la primera mirada incauta que desde Pajares dirigimos al otro lado es siempre un fracaso visual. Apenas abandona la córnea se encuentra enredada en una sustancia algodonosa, donde pierde su ruta cien veces: es la niebla, la niebla perdurable que sube a bocanadas, como un aliento hondo del valle..." La niebla, el verde suave de los valles, y el gris melancólico de las altas montañas, aquella lluvia delicada y persistente que se llama "orbayu", el olor penetrante y vivo de la tierra mojada: esta es Asturias. Pero Asturias no es sólo esto. Asturias son sus antiguas minas y los duros mineros, las iglesias Ramirenses de Oviedo, una costa de osados marineros y pescadores, las grandes zonas industriales del puerto de Gijón, que se unen a la persistente obsesión bucólica del paisaje campesino. Y luego, históricamente, diversas Asturias se superponen: la visigótica, la de la resistencia de la Reconquista, la Austurias navegante de los siglos XVI y XVII, la de la Ilustración del siglo XVIII, la industriosa Asturias de los siglos XIX y XX. Todas ellas crearon un tipo humano, tenaz, inquebrantable, que justifica el antiguo y tradicional nombre de súbdito del reino de Asturias.